Fundamentos

Fundamento: Incapacidad inercial de la materia de adicionar vectorialmente en determinados casos los momentos angulares resultantes de los cuerpos en rotación.

El origen de la Teoría de Interacciones Dinámicas, TID surge de la observación física y de la reflexión sobre la validez de los modelos matemáticos que aceptan la adición vectorial de magnitudes angulares y a su prelación:

  • El modelo matemático usado para el desarrollo de las ecuaciones del movimiento clásicas admite la adición vectorial diferencial si bien el fenómeno físico rotacional no coáxico es claramente no conmutativo ni asociativo.
  • Se admite el principio de superposición indiscriminadamente; tanto para el caso de las rotaciones como para el caso de la separación de las ecuaciones de fuerzas y momentos (Poinsot).

De la anterior incapacidad se derivan algunas cuestiones:

  • Al someter a cuerpos dotados de momentos angulares intrínsecos a nuevos momentos se producen interacciones dinámicas que permiten una variación del efecto del par de fuerzas incidente.
  • Para los cuerpos dotados de momento cinético constituido por momento angular intrínseco además de cantidad de movimiento, cuando actúen momentos no coaxiales se producirá un cambio en la trayectoria del sólido.

Propiedad Intelectual.

Las investigaciones relativas a la Teoría de Interacciones Dinámicas que se detallan en esta página Web han sido financiadas por la sociedad Advanced Dynamics, S.A., la cual tiene registros de patentes basados en la teoría.