Web Miguel Catalán

Dinámica Fundación dona la Web Miguel Catalán a la Residencia de Estudiantes

La comunidad científica internacional ha asignado el nombre del científico a un cráter lunar en reconocimiento a su labor

Octubre 2007- Con objeto de contribuir a la difusión de la labor científica de Miguel Catalán, Dinámica Fundación ha cedido el portal de Internet creado en memoria del científico español, a la Residencia de Estudiantes del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas). La Web www.miguelcatalan.net recoge la biografía del investigador y recopila testimonios, referencias e imágenes sobre su vida y obra.

Coincidiendo con el cincuenta aniversario de la muerte del científico,  Gabriel Barceló, presidente de Dinámica Fundación y discípulo de Catalán durante sus años de bachillerato, ha impulsado junto a un grupo de antiguos alumnos, distintas iniciativas que recuerden la figura del profesor, tales como la creación de este portal de Internet.

En dicho sentido, la obra del presidente de la Fundación está impregnada de la afanosa vocación investigadora de Catalán a quien le ha dedicado muchos de sus textos. Así por ejemplo, en “El Vuelo del Bumerán” Gabriel Barceló recuerda que su inquietud científica  e inquisidora se inició a partir de sencillos experimentos dinámicos que el profesor planteaba a sus alumnos.

Miguel Catalán

Miguel Catalán Sañudo, doctorado en Ciencias Químicas, empezó a trabajar como investigador en el Imperial College de Londres bajo la dirección del profesor A. Fowler.  En el estudio del espectro del arco de manganeso, observó que los espectros ópticos de los átomos complejos están constituidos por grupos de líneas entre los cuales existen ciertas regularidades características. Dio el nombre de «multipletes» a estos grupos de líneas y demostró que el estudio de los mismos conduce al conocimiento de los estados de energía de los electrones atómicos, lo que permitía concebir la estructura atómica de la materia.

Invitado por el profesor A. Sommerfeld, premio Nobel alemán, trabajó en la Universidad de Munich y, al crearse el Instituto de Física y Química, en Madrid por la Fundación Rockefeller, fue nombrado jefe de la Sección de Espectroscopia desde 1930. Enseñó Física y Química en el Instituto Escuela de Madrid, y posteriormente en el Colegio Estudio. Desde 1934 fue catedrático de la Universidad de Madrid. Fue invitado repetidas veces a trabajar en los laboratorios del National Bureau of Standards (Washington), en los de la Universidad de Princeton y en los del Massachusetts Institute of Technology.

Publicó más de 70 trabajos científicos en revistas especializadas. Sus estudios sobre espectroscopia han permitido a otros científicos el descubrimiento de nuevos avances en cosmología y en estructura atómica.

Miguel Catalán es el único físico español al que la comunidad científica internacional le ha asignado su nombre a un cráter de la luna en reconocimiento a su contribución a la Ciencia.